¿Qué videojuego puedo usar en clase?

Diferentes tipos de videojuegos educativos y datos a tener en cuenta a la hora de llevarlos al aula.

Una nueva forma de comunicación ha irrumpido entre nosotros y tiene pinta de que ha llegado para quedarse. Estoy hablando de los videojuegos, una nueva manera de disfrutar, de divertirse y por qué no, de aprender.

Entre la gran oferta de videojuegos que podemos encontrar en el mercado, existen unos que se han creado principalmente como herramienta educativa y otros que por su contenido y forma, permiten ser utilizados en el aula con gran facilidad.

Existen diferencias sustanciales entre ambos tipos de videojuegos, en el caso de los primeros, solemos encontrarnos con mecánicas repetitivas que muestran un contenido al alumno, el cual debe ir superando los retos propuestos por el videojuego para ir avanzando en las misiones. Para entenderlo mejor, es un Candy Crush con contenidos de Lengua, Matemáticas, Ciencias Sociales…

En el caso de los videojuegos que no se crearon específicamente para educación, encontramos normalmente una historia que los alumnos deben recorrer a través de la cual los alumnos van adquiriendo una serie de conocimientos, que se encuentran en el propio videojuego.

¿Cuál es mejor?

Realmente, no existe una respuesta correcta para decir si uno u otro es mejor o peor para utilizar en el aula. Lo que sí es cierto, es que debemos tener en cuenta la dificultad de los retos que se plantean y la forma de adquirir el conocimiento, ya que no es lo mismo que el conocimiento sea dado por parte del videojuego de una forma directa, a que los propios alumnos sean los que deben descubrir e indagar acerca de él.

En el caso de los juegos que no presentan una historia y que simplemente plantean unos retos a los alumnos suelen ser mejores para edades tempranas, ya que se plantean misiones que van a ir resolviendo e irán adquiriendo el conocimiento que buscamos conforme avancen. Al encontrarse en una edad más egocéntrica, la adquisición de medallas, monedas, gemas… en definitiva, premios, se sienten más atraídos por la superación de los retos, lo que ayuda a que la motivación sea mayor y por lo tanto el aprendizaje se realice de una manera mucho más significativo.

Por otro lado, encontramos los juegos que no han sido diseñados, específicamente para llevarlos al aula, en los cuales encontramos un contenido que puede ser beneficiosos para llevarlo al aula y con él que los alumnos aprendan. En este caso, estamos hablando de unos videojuegos, en los cuales los alumnos tienen que ser capaces de asociar aquello que están haciendo con la asignatura o contenido en cuestión, ya que no se presenta

directamente o no es la temática central del videojuego. Por ese motivo, es mejor utilizarlos con alumnos un poco más mayores, por poner una línea estimada, a partir de 5º de Primaria, pero debemos analizar el juego y ver la forma en la que se presenta el contenido, porque es posible que esa edad sea muy temprana y no podamos utilizarlo hasta la ESO.

Por lo tanto, siempre recomiendo haber jugado antes al juego, para de esta forma saber qué es lo que se van a encontrar los alumnos y plantear de manera adecuada las sesiones de clase.

Algunos ejemplos

Si buscamos juegos simples que trabajen un contenido, los más recomendables son las apps para tablet o iPad.

  • Rey de las matemáticas: una app para trabajar la mates, en la cual nos van proponiendo retos muy sencillos, que conforme vamos avanzando se van complicando.
  • Geoboard: aplicación diseñada para aprender geometría con pequeños retos.
  • Math vs. Zombies: app creada para conocer los principios básicos de las matemáticas.
  • Fun English: aprende inglés: una aplicación diseñada para mejorar el vocabulario de los alumnos.

Por otro lado, encontramos los videojuegos a los que le podemos sacar un componente educativo según el uso que le demos.

  • Minecraft: un videojuego de tipo sandbox que nos permite crear un mundo a nuestro gusto, pudiendo recrear cualquier cosa. También existe la versión educativa que da un mayor control al profesor para que los alumnos sigan el curso que este ha creado.
  • Assassins Creed: existen 11 títulos diferentes, cada uno se inspira en una época histórica diferente, por su contenido violento no son recomendados para menores de 18 años. Pero como profesores, los podemos utilizar para mostrar diferentes construcciones, ya que inspira en ciudades reales de su época.
  • Age of Mythology: videojuego de estrategia en la que acompañas a un atlante en su aventura por Grecia, Egipto y norte de Europa. En ese viaje aprenderán mitología y arte, muy útil para cultura clásica.
  • Spore: videojuego de evolución, en el que comienzas siendo una simple célula y vas evolucionando hasta conquistar el espacio. Para ello, debes tener en cuenta las características evolutivas de tu especie e ir adaptándote al entorno.
  • Los SIMS: cuenta con un sin fin de versiones, pero en todas ellas se pueden trabajar las relaciones sociales y cuestiones básicas de economía doméstica.

Eso solo son algunas pinceladas de la gran variedad de videojuegos que podemos encontrar en el mercado que son más que aptos para su uso en clase.

Enlaces de interés:

https://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/los-mejores-videojuegos-educativos/18160.html 

https://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/apps-de-matematicas-tablet-ios-android/41271.html 

https://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/las-mejores-apps-para-educacion-infantil/20729.html 

http://noticias.universia.com.ar/educacion/noticia/2016/03/16/1137383/15-apps-eduacativas-docentes-modernos.html 

https://pegi.info 

Autor

junio 3rd, 2019

Archivos

Categorías