Impresión 3D

La llegada al aula de la impresión 3D

Actualmente en educación se está apostando fuertemente con las nuevas tecnologías como el recurso insignia para enseñar a los alumnos contenidos educativos de todas las ramas, desde las ciencias a las artes, pasando por las lenguas. Se utilizan recursos como la programación en Scratch, en placas como Arduino o Micro:bit, proyectos Maker, realidad aumentada o la impresión 3D. Con esta última vamos a profundizar y ver como de interesante puede ser utilizar este recurso y cómo podemos explotar todos los recursos antes dictados en uno solo.

La impresión 3D en la actualidad

Este tipo de impresión (también denominada fabricación por adición) consiste en crear objetos físicos a partir de un modelo digital en tres dimensiones mediante la impresión en capas. Sus aplicaciones van desde su uso particular hasta piezas industriales de nivel técnico muy alto. El método de impresión es muy dispar y esta evolucionando cada vez más rápido: desde fabricación con filamento fusionado, la estereolitografía o la sinterización por láser. 

Actualmente, como hemos apuntado anteriormente, la impresión 3D ha ido ampliando su radio de aplicación de un modo lento pero seguro. Uso industrial para diseñar o crear nuevas piezas, o simplemente recrear piezas a escala y ver su comportamiento; uso en la medicina para obtener mejores diagnósticos o mejorar la vida de las personas; en el mundo de la moda y el arte, donde podemos ver recreación o retoque de esculturas, ropa o calzado; o educativa, pudiendo ver cada vez más metodologías activas basadas en este tipo de recurso. 

Además, en los últimos años, gracias a una mejor sofisticación en cuanto al diseño y funcionamiento y un abaratamiento del coste de infraestructura e impresión, el uso de las impresoras 3D de forma autónoma, con personas creando su propia impresora y aportando ideas en comunidades con contenidos o diseños compartidos para todo el mundo. 

Repercusión en el aula

Podríamos definir a la escuela como el “lugar de formación y preparación de la sociedad del futuro”La sociedad hoy en día, y más con el transcurso de los años, evoluciona a pasos agigantadosya sea en el ámbito social, tecnológico o laboral, por lo que la educación debería seguir el mismo proceso dado que, como numerosas fuentes afirman, se esta educando actualmente a una generación que va a realizar profesiones que no existen actualmentePor eso es muy importante adaptar la educación con ese fin. 

El uso de las nuevas tecnologías en los centros educativos (programación, metodología maker, proyectos STEM, etc.) se encuentra cada vez mas normalizado e instaurado. Lo mismo pasa con las impresoras 3D, ya que no es tan raro ver un centro con una impresora de estas características como hace unos años.  

Es más, este tipo de recurso es, posiblemente, uno de los mas completos y multidisciplinares a nivel metodológico y tecnológico. 

A nivel metodológico se pueden trabajar, además de las asignaturas implicadas en la metodología STEAM (ciencias, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) todo tipo de asignaturas. Desde estudiar los elementos arquitectónicos durante la edad moderna, a realizar diseños en tres dimensiones en la asignatura de Plástica. Incluso crear nuevo material educativo por parte del profesor. Como podemos observar, las posibilidades están limitadas únicamente a nuestra imaginación. 

A nivel tecnológico integramos en la impresión 3D programación (software de la impresora, programación de placa) integración del movimiento Maker (diseño y creación de piezas e incluso de nuestra propia impresora) o metodología STEAM (tanto al diseñar y crear cualquier tipo de objeto como al intentar diseñar o crear nuestra propia impresora). 

Esta metodología conlleva, además, el indudable incremento de la creatividad, interés y motivación por parte del alumnado; la capacidad de resolver problemas; y el fomento del trabajo en equipo gracias al aprendizaje cooperativo y la cooperación con los compañeros que garantiza este tipo de recurso. 

Cómo introducirla en el aula

Todo nuevo recurso recién llegado al aula, mas aun si es tecnológico, debe ser tratado con sumo cuidado. Según el tipo de centro educativo se podrá introducir la impresora 3D de una manera u otra. 

En un centro educativo en donde no estén muy instauradas en el aula las nuevas tecnologías, aparte de que los docentes aprendan y reciban formación con este tipo de tecnologías, se podría trabajar con una impresora ya fabricada en donde los alumnos trabajen realizando sus diseños, creando contenido y realizando proyectos colaborativos. Además, el personal docente también puede involucrarse con este recurso creando su propio material y contenido para incluirlo en sus clases. La impresión 3D, en este caso, lejos de ser un problema, podría usarse como una forma de introducir a los alumnos y a los profesores dentro de las nuevas tecnologías, animándoles a seguir formándose y adentrarse mas en este tipo de metodologías 

Por otra parte, si hablamos de un centro educativo ya familiarizado con las nuevas tecnologías, la programación, los proyectos STEAM, etc. Podría ser interesante meterse de lleno a corto-medio plazo en este recurso creando desde cero su propia impresora 3D. De esta manera se involucran en el aprendizaje del funcionamiento y principios de la impresora, a parte del factor motivacional y social que implica para profesores y alumnos durante el proceso.  

Autor

Posted by
mayo 20th, 2019

Archivos

Categorías

2019-05-23T10:05:32+00:00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.