Música y TIC

La inclusión de las tecnologías en la educación musical

Utiliza todo el potencial de las tecnologías para crear experiencias educativas y musicales de aprendizaje en el aula

La enseñanza ha evolucionado mucho a lo largo de los últimos años, en parte gracias a los avances tecnológicos, que ofrecen a los profesores nuevas herramientas con las que trabajar. Estas tecnologías han supuesto una revolución para el mundo de la música y tienen el potencial de modificar la educación musical tal y como la conocemos. Las distintas herramientas tecnológicas ofrecen la posibilidad de plantear situaciones de aprendizaje muy variadas y enriquecedoras que de otra manera no podríamos realizar en el aula. 

Gracias a distintas aplicaciones, programas y otros servicios de internet, podemos dejar de lado la flauta dulce y experimentar con nuevos sonidos en el aula, permitiendo que los alumnos creen y compongan sus propias melodías, haciendo el aprendizaje de la música más significativo. 

Por ejemplo, podemos iniciar a nuestros alumnos en las composiciones vocales y los sonidos del cuerpo con Incredibox. En esta aplicación podemos programar de manera muy sencilla diferentes ritmos y composiciones, en los que se reproducen diferentes patrones musicales, en el orden que determinemos. Para empezar a trabajar estos conceptos con nuestros alumnos de manera simple y divertida, es una solución estupenda. 

También, entre las aplicaciones que encontramos en cualquier iPad, tenemos GarageBand. Este programa presenta una interfaz muy completa de sonidos, desde la que los alumnos podrán componer sus propias melodías, retocarlas, introducirles efectos… Es una herramienta que puede ser usada a nivel profesional, pero que en el aula nos abre la posibilidad de iniciar a los alumnos en la composición y les facilita una herramienta con la que pueden crear sus propias canciones para añadir en sus vídeos y trabajos académicos. 

Incluso si queremos trabajar de manera más concreta en el aula el lenguaje musical y las partituras, podemos encontrar programas como Musescoredesde el que los usuarios pueden crear sus propias partituras, añadiendo diferentes figuras musicales, alteraciones, símbolos, claves… Una experiencia completa para trabajar la educación musical desde el ordenador. 

Estos son solo algunos ejemplos de toda la cantidad de recursos y programas, relacionados con la música, que están surgiendo gracias al avance de la tecnología. Por ello, como profesores, debemos seleccionar aquellos que más se ajusten a lo que queremos enseñar, las necesidades de nuestros alumnos y las opciones que tengamos en el aula, para llenar nuestras clases de música y brindar a todos los alumnos la oportunidad de sentir la música y desarrollarse. 

Como profesora de esta asignatura, personalmente, encuentro en la tecnología una herramienta más desde la que puedo trabajar conceptos musicales que en ocasiones se quedan en la teoría en el aula. Además, gracias a su utilización no dependo del aula de música y los instrumentos que el centro pueda facilitar o los alumnos adquirir.  

La música nos rodea en muchos de los momentos de nuestra vida: cuando vamos en el coche, cuando entramos en tiendas, cuando vemos una película… ¿Por qué no llenar también el colegio con ella y enseñar a los alumnos a escucharla, crearla, entenderla y crecer con la música?  

via GIPHY

Autor

Posted by
abril 8th, 2019

Archivos

Categorías

2019-04-08T11:09:45+00:00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.